Liderazgo Digital en las Organizaciones

El lider digital en las organizaciones

El liderazgo digital en la empresa se define como la gestión estratégica de los activos digitales para alcanzar los objetivos de negocio fijados por las organizaciones. Afecta tanto a nivel organizativo como a nivel individual de cada empleado.

El líder digital debe ser consciente en todo momento de los objetivos de su empresa, y entender cómo su trabajo puede contribuir a la consecución de los mismos.

A nivel de la organización, la figura de un líder digital es necesaria para impulsar la transición de tecnología, negocio y empleados hacia lo digital. Es decir, no solo hacer las cosas en digital, sino ser digitales. Es un matiz a tener en cuenta en el ámbito de la transformación digital en la que, en mayor o menor medida, se ven inmersas todas las organizaciones en la actualidad.

No obstante, el líder digital no puede actuar solo. Todos las acciones que puede fomentar y sirven para mejorar el desempeño de la empresa (explorar nuevas herramientas, tecnologías, flujos de trabajo, procesos de negocio…) requieren de la implicación y el esfuerzo de todos los miembros de la compañía.

El primer gran reto para que estos procesos sean efectivos es contar con el apoyo y soporte de las altas esferas de la organización, ya que de lo contrario será complicado disponer de los recursos necesarios para poder desarrollar satisfactoriamente su labor.

El segundo gran reto es rodearse de un equipo eficiente que le ayude a implementar los cambios necesarios, dar visibilidad a sus ideas dentro de la organización y formar al resto de empleados en nuevas técnicas o herramientas cuando sea necesario. Para ello necesita a su alrededor personas que sepan de tecnología, de comunicación y de formación.

  • Perfiles tecnológicos: La transformación digital no va exclusivamente de tecnología, pero es cierto que ésta juega un papel importante. Automatizar procesos, crear entornos colaborativos, estar a la última en innovación… A todo ello pueden contribuir estos perfiles.
  • Perfiles de comunicación: La buena comunicación es otra de las claves para estos equipos. Ha de ser fluida entre sus miembros, y también con los directivos y resto de empleados de la organización. Gracias a ella será más sencillo implantar los procesos que se estimen necesarios para que la empresa sea cada vez más digital.
  • Perfiles de formación: Es necesario que en el equipo exista alguien con capacidades docentes para enseñar al resto de empleados cuando sea necesario y de esta forma la organización sea cada vez más digital. Buena parte del éxito en este campo depende de la capacidad de los trabajadores a la hora de aprender y sentirse cómodos con las nuevas herramientas o procesos que tienen que asumir.

En resumen, el papel del líder digital no es sencillo. Comprender como la tecnología está transformando a la sociedad y trasladarlo a la realidad del negocio es un reto complejo y desafiante, pero que sin duda merece la pena afrontar para que nuestra empresa se sitúe a la cabeza en transformación digital.