El microlearning como herramienta de Formación Corporativa

Si hay algo cierto es que la manera de aprender está cambiando o, mejor dicho, ya ha cambiado. La nueva generación de trabajadores cada vez se siente más cómoda en un entorno digital.

Una de las respuestas a las que han llegado los profesionales de la formación es la implantación del microlearning pero: ¿sabemos qué significa este concepto?¿Beneficia realmente a las empresas ponerlo en práctica?

¿Qué es el microlearning?

Se trata de una estrategia de aprendizaje que consiste en pequeñas “porciones” de conocimiento, presentadas de una manera corta y concisa. De esta manera, un tema de estudio es dividido en pequeñas “cápsulas” de información que se digieren de forma mucho más sencilla y permiten a quien está aprendiéndolo tomarlas a su ritmo.

Esto, en un entorno laboral con empleados familiarizados con medios digitales, se convierte en una buena modalidad de proporcionarles formación, ahorrándoles tiempo y facilitando la comprensión del conocimiento.

¿Por qué confiar en el microlearning?

Esta modalidad tienen varias ventajas que las empresas tienen que considerar a la hora de decidir brindársela a sus empleados:

  • Más interacción con el material de aprendizaje: Esta forma de formación les da a los empleados los datos específicos a los que recurrir fácilmente cuando ponen en práctica un conocimiento aprendido.
  • Mejor monitorización: al dividir las lecciones en pequeñas partes, se puede hacer un pequeño test al final de ella lo que potenciará la atención de los empleados por lo aprendido y permitirá a los responsables conocer el avance de cada uno más fácilmente.
  • Cada uno controla cuándo quiere aprender: planificar cursos o jornadas de formación a veces puede ser complicado para una empresa, poner de acuerdo a todos los empleados es una tarea difícil. Sin embargo, con el microlearning, ellos son los que decidirán cuándo les viene mejor aprender, algunos preferirán madrugar, otros tendrán más tiempo por la noche… pero de esta manera la empresa se asegura de que poco a poco y a su ritmo, los empleados van aprendiendo.
  • Demuestra interés: por una parte los empleados pueden sentir que la empresa se preocupa por ellos y por su formación, lo cual sube la motivación por el trabajo. Por otra, la empresa verá qué empleados avanzan más que otros y con cuáles puede contar para ciertas tareas que la formación del microlearning enseña.
  • Mejora la atención y el recuerdo: según estudio alemán el microlearning consigue un 20% más de retención de información que la formación a largo plazo. El contenido en “pequeñas porciones” funciona mejor a la hora de recordar la información y también al ponerla en práctica. Además, con el auge del mundo digital y de las redes sociales, los periodos de atención de la gente se han reducido, fomentando la eficacia de técnicas que aprovechan estos cortos periodos.
  • Nuevos formatos: el microlearning aprovecha los nuevos formatos que nos ofertan los avances tecnológicos como la posibilidad de subir las lecciones al entorno digital con formatos interactivos, vídeos o incluso apps. De esta manera es más fácil adaptarse a los instrumentos que los alumnos usan en el día a día.

Este método, si bien no es nuevo, cada vez está tomando más fuerza en la formación empresarial. Su aplicación puede ser muy variada, desde planes de bienvenida hasta para la comunicación interna o los eventos, las posibilidades son muy numerosas.

En Euroforum podemos ayudarte, somos expertos en ofrecer propuestas personalizadas para la formación de las empresas. ¿Te atreves con el microlearning?