Marketing sensorial, ¿cómo aplicarlo a tu negocio?

Seguramente muchas veces hayas escuchado hablar del marketing sensorial, pero, ¿sabes realmente de qué se trata? Y, sobre todo, ¿sabes cómo podrías sacarle partido en tu negocio? En este artículo te vamos a contar todas las claves para poder aplicar el marketing sensorial en tu empresa y beneficiarte desarrollando este tipo de estrategias. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos!

¿Qué es el marketing sensorial?

El marketing sensorial consiste en crear experiencias y emociones a través de los cinco sentidos con una finalidad comercial. El objetivo del marketing sensorial es que el proceso de compra se convierta en una experiencia agradable y que sea recordada apelando al oído, la vista, el tacto, el gusto o el olfato. En algunas ocasiones, se habla también de marketing multisensorial, ya que afecta a varios sentidos.

Con este proceso, no solo  se pretende que aumenten las ventas de un producto o servicio. También se trata de crear branding y conseguir que las personas asocien la marca directamente con una fragancia o una melodía, por ejemplo. Este proceso, como último fin, genera también una vinculación y fidelidad hacia la marca por parte del consumidor. 

 

¿Cómo aplicar una estrategia de marketing sensorial a tu negocio?

El producto o servicio como tal, ya no es lo único que llama la atención de los clientes. Ahora quieren vivir una experiencia en la que puedan ver, tocar, oler, saborear y escuchar, es decir, tener un recuerdo de su proceso de compra que lo haga memorable, y esto se puede llevar a cabo gracias al marketing sensorial y a las emociones a las que apela. 

El marketing a través de los cinco sentidos es una herramienta estratégica que utilizan muchas marcas hoy en día. Cabe decir, que debe estudiarse el modelo de negocio, para saber si es compatible con este ámbito del marketing, ya que comunicar a través del olfato, la vista o el tacto, puede suponer un gran reto en algunas ocasiones.

Si tiene cabida en tu negocio y decides llevar a cabo una estrategia de marketing sensorial, los beneficios serán numerosos, ya que para el consumidor supone algo novedoso, creativo y que recordarán con mayor facilidad, ya que suele hacer referencia al lado emocional. Y es que, por ejemplo, el olfato es uno de los sentidos con más memoria. ¿Alguna vez has sentido un olor y te ha transportado inmediatamente a un lugar o momento especial de tu vida? Pues ese es precisamente el objetivo de las marcas con el marketing sensorial: crear experiencias y recuerdos en el consumidor a través de los cinco sentidos que asocien directamente con tu marca. ¿Cómo puedes aplicarlo para potenciar tu marca?

  • Con el sentido del gusto: es uno de los más utilizados en el marketing sensorial. Famosos restaurantes o marcas tienen productos con recetas secretas que no quieren compartir con nadie, esta es su estrategia de marketing. El marketing a través del gusto tiene amplias posibilidades, algunos ejemplos de ello son marcas que han creado tarjetas de visita que son comestibles. 
  • Con el sentido del olfato: es uno de los sentidos que más se utiliza en estas técnicas y, es que, podemos recordar el 35% de lo que olemos. De modo que, la relación entre la memoria y el olfato es directamente proporcional. Podemos ver ejemplos de ello en los cines con el olor a palomitas, en las cafeterías con el olor a café recién molido o en muchas tiendas de ropa y decoración, ya que tienen su propio aroma.
  • Con el sentido de la vista: la vista es el sentido más recurrente, ya que el 90% de la información que recibe nuestro cerebro es a través de este sentido. Además, la primera impresión que te lleves sobre un producto o servicio será relevante en tu decisión de compra. En este sentido, entran en juego las características físicas de un objeto como tal, es por ello, que es muy importante que tenga una imagen atractiva. En este contexto, también hay varios estudios que demuestran, que una imagen es mucho más atrayente que un texto. De modo que, en los catálogos de venta online, las imágenes o los vídeos siempre tienen un mayor protagonismo que los textos.
  • Con el sentido del tacto: los consumidores sienten una gran necesidad de tocar aquello que van a adquirir. El hecho de poder tenerlo entre sus manos y palparlo se ha vuelto indispensable. Es por ello, que poder crear cierta familiaridad con un producto influirá transmitiendo una impresión en el cliente y, por tanto, también lo hará sobre su decisión de compra.
  • Con el sentido del oído: este recurso es uno de los que más tiempo se lleva utilizando. ¿Recuerdas los famosos jingles? Una melodía que asociamos directamente a una marca. Según un estudio realizado por Marc Gobé, la música en un establecimiento influye directamente sobre el comportamiento del consumidor. Es por ello, que muchas tiendas o restaurantes, por ejemplo, utilizan siempre un tipo de música a un volumen determinado en función de aquello que quieran transmitir a la clientela. 

En definitiva, las opciones de aplicar una estrategia de marketing sensorial son muy amplias y pueden resultar altamente beneficiosas en tu negocio. 

Otra de las tendencias que viene pisando fuerte en este ámbito son las experiencias inmersivas de marketing, ¿has oído ya hablar de ellas? Te recomendamos que te mantengas al día, ya que ampliar tu información te hará tener una perspectiva más amplia para desarrollar aquella estrategia que pueda encajar mejor en tu negocio.

 ¿Te gustaría probar alguna de ellas? ¡No esperes más y aprovecha el mundo de los sentidos para llegar hasta tu target!