Microlearning, la formación que se adapta a tu ritmo de vida

Técnicas de aprendizaje, formación y desarrollo con microlearning

En el terreno de la formación y el desarrollo, como en otros aspectos de nuestra sociedad sacudidos por el fenómeno de la Transformación Digital, todo sucede muy rápido.

La revolución digital de los últimos años ha repercutido también en nuestro campo de acción, y ha supuesto la aparición de nuevas tendencias en el sector, como el mobile learning, la gamificación o los wearables que se utilizan para la formación.

De todos ellos hablaremos más adelante, pero hoy queremos centrarnos en una de estas tendencias cuya aparición está muy relacionada con esta realidad fugaz y cambiante de que hablábamos al principio del artículo: el microlearning.

Esta modalidad formativa consiste en pequeñas píldoras de contenido que puede tener diversos formatos, como por ejemplo videos, infografías, documentos cortos o podcast breves. En general, cualquier contenido conciso que se pueda consumir fácilmente en momentos puntuales a lo largo del día y que no interfiere en la rutina del alumno ni le supone una carga extra de esfuerzo.

De esta forma, el tiempo dedicado a la formación encaja mejor en los ajetreados ritmos de vida de los usuarios del microlearning, que pueden beneficiarse de los ratos libres que van teniendo a lo largo del día y aprovecharlos para mejorar sus capacidades.

La razón de que el microlearning esté tan en boga la encontramos en las múltiples ventajas que tiene frente a otros métodos de aprendizaje:

  • Menos tiempo, menos coste: Tanto organizaciones como empleados pueden beneficiarse del microlearning. Las primeras se aprovechan de que en este contexto los tiempos que necesitan dedicar sus empleados son menores, lo que repercute en que no sea necesario que utilicen su tiempo de trabajo en largas formaciones. Además, la producción de contenidos para este sistema es más sencilla y barata que en otros métodos de eLearning, y no es necesario tener costes por contratación de formadores, desplazamiento de alumnos o material para la formación.
  • Accesibilidad: Otra de las características que hacen atractivo al microlearning es la facilidad de acceder a los contenidos sin importar el dispositivo: la Tablet en un viaje, el móvil en el descanso de la comida, el ordenador en casa por la noche… Los usuarios demandan contenidos sencillos, rápidos de consumir y relevante, y el microlearning bien diseñado cubre estas necesidades.
  • Conecta con los millenials: La generación que actualmente supone la principal fuerza de trabajo en la sociedad (nacidos entre 1980 y 2000) está acostumbrada a Internet, el acceso rápido a la información y los dispositivos tecnológicos. El método del microlearning, por las características que ya hemos comentado, conecta bien con este grupo.
  • Multitud de formatos que favorecen la retención: Según la llamada Curva del Olvido de Ebbinghaus, apenas una semana después de recibir una nueva información tendremos suerte si logramos acordarnos de un 3% de lo aprendido… Los múltiples formatos que permite el microlearning refuerzan los aprendizajes y facilitan que la curva del olvido tenga menos influencia.
  • Flexibilidad a la hora de montar nuevos cursos: Al estar compuesto por pequeñas píldoras de contenido, el microlearning facilita la combinación de dichas píldoras para conformar nuevos cursos con agilidad, sacando mayor rendimiento a los contenidos producidos.

En cualquier caso, conviene recordar que el microlearning, si bien tiene muchas ventajas para organizaciones y empleados, maximiza sus beneficios en combinación con otros métodos de formación.

Una tendencia que sigue al alza y de la que no perdemos detalle. ¡Seguiremos informando!