La Auditoria Digital, un poco de orden en el caos

Toda empresa tiene que hacer auditorías

¿Has realizado alguna vez una auditoria digital a tu empresa?

Que el ecosistema digital es algo vasto y complejo en nuestra realidad, queda fuera de toda duda. Multitud de canales de comunicación con los distintos públicos de la empresa, implementaciones técnicas, nuevas tecnologías basadas en datos, una gran cantidad de métricas e indicadores de rendimiento de negocio, que proporcionan información sobre cada detalle…

En este contexto, es fácil para los directivos de la empresa y los responsables del área de marketing digital pensar que siempre se escapa algo del mundo digital. ¿Se estarán consiguiendo los leads que realmente se necesitan? ¿Se estarán perdiendo demasiados usuarios en algún punto del embudo de conversión diseñado para el negocio? ¿Se podría alcanzar y “enganchar” mejor al público objetivo a través de algún canal que no se está utilizando?

Para poder tener una cierta perspectiva de una realidad amplia, como es el ecosistema digital hoy en día de casi cualquier empresa, puede ser una gran idea poner en marcha una auditoria digital. 

Consiste en una simple inspección de todas las prácticas, estrategias y resultados que la organización ha llevado a cabo para establecer y mejorar su presencia online. Más que una herramienta puntual, se trata de algo que las empresas deben realizar periódicamente ya que de otra forma no pueden salir a la luz los puntos de mejora de cualquier estrategia digital. Porque sí, siempre hay cosas que refinar.

Entonces, ¿qué medir cuando se desarrolla una auditoria digital en una empresa? Te dejamos algunas ideas para que tengas en cuenta a la hora de implementar esta herramienta en tu organización:

  • Generación de leads: A todos los niveles. Hay que medir el número de leads que se generan y también el porcentaje de conversión del tráfico que entra a la web a lead. Una vez vistos los datos, es necesario plantearse cuestiones como si nuestra oferta de contenidos es efectiva para conseguir nuevos leads, si es relevante para la audiencia a que se dirige, si los call to action están bien empleados… en general, detectar cualquier obstáculo que frene el crecimiento del ratio de conversión de leads.

 

  • SEO: Evaluar y medir el rendimiento de la página web en los buscadores es algo clave para la mayoría de empresas, dado que estadísticamente esta es la principal fuente de tráfico de una web. Es importante revisar el posicionamiento de la web y las búsquedas por las que aparece en los resultados de Google y verificar que sean relevantes al negocio de la empresa.

 

  • Contenido: El contenido es el fundamento de todo lo que sucede alrededor de la web de cualquier empresa, por eso es importante ser muy críticos con el contenido propio en la auditoria digital. Es necesario verificar que se dispone de contenido para todas las etapas del customer journey de nuestros clientes, así como contenidos específicos que apoyen el cierre de ventas, el momento más delicado de todo el proceso. También, es importante publicar nuevo contenido de manera periódica para ir construyendo autoridad paulatinamente.

 

  • Redes Sociales: La estrategia de social media requiere tener claro los objetivos hacia los cuales se encaminan los esfuerzos que se van a realizar, y que en demasiadas ocasiones son metas muy vagas y poco relevantes para el negocio. Conseguir muchos seguidores en poco tiempo, que se viralicen todos los contenidos… son cosas posibles, pero poco probables, y más si no hay una estrategia sólida y alineada con los objetivos y targets de la empresa.

 

  • Rendimiento del sitio: El rendimiento de la web es otro aspecto importante a considerar durante una auditoria digital, ya que una web que cargue lenta puede provocar un alto número de usuarios que rebotan frustrados y probablemente no volverán. Es necesario encontrar los fallos y puntos débiles de la web (siempre hay alguno), limpiar los enlaces rotos, comprimir las imágenes que se utilizan y por supuesto cuidar el responsive de la web, toda vez que Google ya ha anunciado que en breve considerará solo la web mobile para el posicionamiento en sus resultados de búsqueda.

En conclusión, llevar a cabo una auditoria digital puede ser desalentador para muchas empresas, por cuestiones como falta de tiempo y personal que la realice. Aun así, es una herramienta necesaria que hay que considerar en cualquier estrategia de marketing digital, pues gracias a ella se puede mejorar el rendimiento de los activos digitales de la empresa.