Big Data en organización de eventos: una tendencia imparable

 

El concepto de Big Data te sonará de varios artículos de este blog y es que es una realidad muy necesaria ya para muchos ámbitos, desde los recursos humanos hasta la formación.

Comencemos refrescando la memoria, ¿qué era eso del Big Data?

El concepto de Big Data se refiere a toda la información y datos provenientes de diversas plataformas que tienen compañías o individuos sobre otros ciudadanos. El  volumen de estos datos es grande y son complejos de obtener y estructurar por lo que es necesario la utilización de grandes bases de datos relacionales como, por ejemplo, los CRMs. La información que contienen estos datos con el tiempo se han vuelto más compleja y completa haciendo que el Big Data necesite de mayores tecnologías y velocidad tanto para la obtención como para el procesamiento de los mismos.

En el mundo de los eventos, los datos se pueden conseguir de muchas maneras: apps, email maketing, redes sociales, etc. Es relativamente fácil, siempre que se cuente con una buena estrategia de marketing detrás. El problema surge cuando ya obtienes la información:

 

¿Qué hacemos con estos datos? ¿qué beneficios tienen?

En el mundo de los eventos el Big Data puede aportar muchos beneficios, te contamos algunos:

  1. Ayudan a organizar los eventos: contar con datos sobre los asistentes antes de realizar un evento supondrá una ventaja a la hora de organizarlo. Nunca antes habíamos podido acceder a tales volúmenes de información que nos permitan adaptar el enfoque del evento.

De hecho incluso se podría ir más allá y personalizar las experiencias para cada asistente, algo para lo que resultan muy útiles nuevas tecnologías como el uso del iBeacon, el RFID o la realidad virtual.

  1. Targets mejor escogidos: el Big Data puede aportarnos información sobre las audiencias que queremos que asistan al evento. Sabiendo ciertos datos seremos más eficaces para elegir a quién queremos invitar. Hay que tener en cuenta la importancia del llamado “crowdshaping” que no es más que la creación de nuevos productos y servicios en base a las preferencias y los perfiles que la gente aporta en Internet. Un ejemplo muy simple para entender esto podría ser la creación de listas conjuntas en Spotify hechas por quienes van a asistir a una discoteca o fiesta.

Así, en el mundo de los eventos podremos aprovechar el Big data para invitar a los asistentes que de verdad queremos en el evento.

  1. Aprendizaje: gracias a las diferentes aplicaciones del Big Data podremos aprender, en tiempo real, qué funciona y qué no en un evento. La gamificación, por ejemplo, facilita esto ya que mediante el uso de juegos y actividades podemos ver qué es lo que más está llamando la atención de los asistentes.

Otro ejemplo lo encontramos en la monitorización de las redes sociales, al  utilizar ciertas herramientas como TweetDeck o Hootsuite, podremos llevar un control en todo momento de lo que pasa en el evento y contestar a los asistentes.

  1. Mejor análisis: no solo podemos recopilar datos sobre los asistentes antes del evento, el Big Data también nos sirve para recopilar feedback de los mismos. El Big Data nos proporcionará una perspectiva más amplia sobre el evento que nos facilitará su análisis y nos dará las claves para mejorarlo. Otra gran ventaja es la rapidez que nos proporcionan estos datos, podemos saber qué cambios aplicar casi al instante.

Podemos añadir algún punto más que sea novedoso o llame la atención?

En conclusión, el Big Data aplicado a los eventos  aporta muchas ventajas a los planners. En primer lugar, no solo ayuda a encontrar la audiencia que estamos buscando, también facilita y  mejora la adaptación del evento a esa audiencia. Nos aporta rapidez y mayor precisión en el análisis del feedback para poder hacer los cambios pertinentes y, por supuesto, supone un ahorro de tiempo al disponer en un momento de todos los datos que necesitamos, en lugar de invertir tiempo y presupuesto en estudios.

El Big Data ya es imprescindible en todos las disciplinas y el marketing de eventos no se iba a quedar atrás, ¿estás preparado para llevar tus eventos a otro nivel?