Cómo “atraer” a tus empleados desde el primer día. Plan de acogida

Porque todos hemos tenido un primer día, el plan de acogida es necesario

El desarrollo del mundo digital ha facilitado la aparición de nuevos puestos de trabajo que antes no existían, y para los que hoy en día aún existe una gran demanda en el mercado. Las empresas no paran de ir detrás del talento, y esta situación tiene su reflejo también en una mayor movilidad laboral, que provoca que las organizaciones deban contar con un plan de acogida de nuevos empleados con el que éstos puedan alcanzar su máximo potencial lo más rápidamente posible.

El también conocido como proceso de onboarding es una tendencia al alza en el sector de los recursos humanos, y va más allá de la simple orientación a los trabajadores que empiezan en la empresa.

Los planes de acogida de la empresa están hechos para transmitir a los nuevos empleados de manera correcta y clara cuál es la cultura de la organización, y que de esta forma puedan luchar por alcanzar sus objetivos lo antes posible.

¿Cómo lo hacen las empresas grandes?

Por nuestra amplia experiencia en la organización de eventos corporativos, sabemos cómo suelen preparar las grandes empresas el proceso de onboarding de sus nuevos empleados. Conscientes de la importancia de realizar dicho proceso de manera exhaustiva, es habitual que preparen jornadas formativas durante una semana en nuestras instalaciones.

En estas sesiones los nuevos empleados tienen ocasión de conocerse personalmente y de una manera más informal, lo que facilitará las relaciones entre ellos de cara a futuro, sobre todo considerando que algunos de ellos estarán trabajando en países diferentes, aunque dentro de la misma Compañía. Además se les ofrece información sobre la propia empresa (historia, adn, valores, marco y estructura…), les enseñan las herramientas y estrategias a utilizar, cómo enfrentar y resolver los problemas que pueden surgir en el trabajo y también probar algunos casos prácticos. Con todo ello consiguen que el empleado tenga mucha más información y su integración en la compañía sea más eficiente.

Además de esto, existen algunas otras claves que se pueden tener en cuenta antes y después de la contratación, y que vamos a repasar:

  1. Adelántate al día de la incorporación: Hay muchas cosas que las empresas pueden hacer antes del primer día del nuevo empleado, como por ejemplo adelantar algunos formularios al candidato. En general, durante el proceso selección y contratación la empresa pone en juego su employer brand de cara a los candidatos que participan, y esta debe ser coherente en todas las fases.
  1. Haz que conozca al resto de compañeros: Cuando por fin llega el día de la incorporación es importante que el empleado se sienta bien acogido y se integre en la organización lo más rápido posible. Un pequeño acto como un desayuno organizado por la empresa en su primer día puede ser una buena forma de romper el hielo con los demás.
  1. Personaliza el proceso: Cada empleado tiene unas necesidades únicas en sus primeros días, y en la medida de lo posible conviene tenerlo en cuenta. Personalizar elementos como la formación que necesita para adaptarse al puesto o el estilo de supervisión que le hace ser más eficiente aportará el toque personal y hará que se sienta más valorado.
  1. Sigue el proceso más allá de los primeros días: Al nuevo empleado se le pueden ir haciendo distintas preguntas en función del tiempo que va pasando en la empresa. Así, al principio se le puede pedir su opinión sobre cómo fue el proceso de selección para él o si ha encontrado dificultades con las herramientas que necesita para realizar su trabajo. Más adelante se le puede pedir feedback acerca de qué cosas cree que podrían hacer su trabajo más eficiente (a nivel de organización, herramientas etc.) y también sobre sus metas en su nuevo puesto de trabajo. El objetivo es medir su grado de implicación con la empresa

En resumen, el plan de acogida para los nuevos empleados es un elemento clave para atraer y retener el talento en las organizaciones. Ahora que sabes qué tener en cuenta cuando alguien se incorpora a tu empresa no dejes pasar la oportunidad de hacer que se siente bien recibido y cómodo para integrarse lo antes posible en la estructura de la empresa.

¡Recuerda que todos hemos tenido un primer día!