Competencias transversales: qué son y por qué las necesitas

En este artículo nos gustaría contarte qué son las competencias transversales y qué beneficios supondrán para tu empresa. Es muy interesante y enriquecedor para tu equipo desarrollarlas adecuadamente ya que, aunque no son expresamente necesarias en la mayoría de profesiones, suponen un valor añadido para cualquier empresa. ¿Quieres saber cómo pueden ayudar a mejorar a tu equipo y por qué son tan importantes? ¡Te lo contamos!

¿Qué son las competencias transversales?

Las competencias transversales, o genéricas, son aquellas que, aunque no se requieren estrictamente para realizar una actividad en concreto, ofrecen beneficios añadidos al desempeño de esa actividad o profesión, independientemente de cuál sea.

En contraposición a estas competencias, encontramos las específicas. Estas últimas hacen referencia a aquellas habilidades que sí son necesarias para la realización del trabajo en cuestión.

Por ejemplo, desarrollar la capacidad de trabajar en equipo es una competencia que, aunque ofrece beneficios reales en prácticamente cualquier profesión, no es imprescindible para, por ejemplo, desarrollar una página web, donde sí será imprescindible el dominio sobre diferentes lenguajes de programación. El conocimiento de estos lenguajes sería una competencia específica.

Algunas de las competencias transversales más importantes y más demandadas por las empresas son la capacidad de trabajar en equipo, aprender a gestionar la presión o el estrés, ser proactivo, flexible, organizado y tener habilidades comunicativas, entre muchas otras. Si quieres más información sobre competencias transversales específicas, echa un vistazo a nuestro artículo con las habilidades profesionales más demandas por los profesionales.

Una vez definidas qué son las competencias transversales, vamos a explicarte por qué es importante que las fomentes en tu empresa, ¡sigue leyendo!

 Competencias transversales: que son y por que las necesitas

¿Por qué necesitas las competencias transversales? 

Las competencias transversales son decisivas a la hora de contratar a un empleado, por lo que debes tenerlas en cuenta durante tus entrevistas de trabajo.

En este apartado del artículo te explicaremos cuáles son los beneficios que aporta el contar con un equipo que domine estas competencias transversales. Principalmente son tres:

 

  • Ser consciente de las necesidades de la plantilla: gracias a competencias transversales como la capacidad de trabajo en equipo, el desarrollo de las habilidades de comunicación y la empatía, podrás conocer con mayor precisión cuáles son los requerimientos de tu equipo.Además de averiguarlo tú con diferentes métodos (observación, encuestas, etc.), serán los propios trabajadores, entrenados en estas habilidades, los que creen (o usen) canales oficiales para comunicar todas esas necesidades a sus responsables.

 

  • Mejorar el trabajo en equipo: desarrollando y contratando personal que domine habilidades transversales como el liderazgo o la capacidad de tomar decisiones, aportarás beneficios directos sobre la forma en la que se relacionan tus trabajadores.Además de conocimientos sobre gestión de equipos en puestos de dirección, es necesario que los trabajadores en puestos de menor responsabilidad tengan desarrollada su proactividad, lo que permitirá optimizar los procesos de trabajo gracias a una comunicación más fluida.

    Por ejemplo, en la organización de un evento para el lanzamiento de un nuevo producto, además de contar con un perfil directivo que se ocupe de las decisiones estratégicas (ubicación, hora del día, elementos necesarios en el evento, etc.), es de gran ayuda conocer la visión detallada de los perfiles que se han ocupado de desarrollar este producto (usabilidad, puntos fuertes y débiles, etc.).

 

  • Mejorar la productividad de la empresa: en este sentido son muy importantes competencias transversales como la planificación y organización del tiempo, la resolución de problemas y la gestión del aprendizaje.Es clave. Para mejorar el nivel productivo de una empresa es necesario que todos sus empleados optimicen los flujos de trabajo, que sean lo más autónomos posible a la hora de solventar problemas y que sepan detectar sus puntos débiles para formarse en torno a ellos.

 

Y esto es solo un resumen, los beneficios que aportan este tipo de habilidades en el día a día de una empresa son innumerables. Te recomendamos consultar el siguiente artículo donde te contamos cuáles son las habilidades profesionales en las que debes fijarte en un currículum.