¡Conviértete en el Líder Digital que tu organización necesita!

Como ser un lider digital

Las empresas de hoy en día necesitan un nuevo tipo de líder totalmente diferente y adaptado a los tiempos que corren: el Lider Digital, que tiene la capacidad de manejar equipos y empleados que están físicamente alejados, manteniéndolos conectados y comprometidos con el proyecto, y al mismo tiempo transmitiéndoles una cultura de innovación constante, tolerancia al riesgo y optimización continua de los procesos de trabajo.

Ya hablamos en nuestro blog de lo que era el Liderazgo Digital en las empresas, cómo llevarlo a cabo y qué perfiles eran necesarios para triunfar en el mundo de la transformación digital, pero hoy vamos a repasar cómo debe ser la persona que lidere los proyectos.

El líder digital no sólo cuenta con un amplio conocimiento del mundo digital, también ha de demostrar sólidas habilidades interpersonales que le ayuden a hacer partícipes a los demás de su visión de las cosas. Entre sus características principales destacan:

Capacidad de escucha: Digital o no, un buen líder siempre ha tenido la capacidad de escucha como una de sus principales. Antes, el líder debía “fiarse” de lo que captaban sus oídos en las conversaciones con sus empleados. Pero en el mundo digital la capacidad de escucha adquiere una nueva dimensión. Ser capaz de escuchar las voces de los empleados en los distintos canales en que se comunican (mail, redes sociales internas…) hace que sea más sencillo tener una visión de conjunto de lo que sucede alrededor de los equipos que se gestionan.

– Capacidad de compartir: Compartir conocimientos e ideas en la era digital es un concepto muy ágil y dinámico. Para ser un buen líder digital es necesario ser capaz de compartir información de una manera informal y desestructurada pero consciente, que le haga ver al equipo qué es importante para él y además les pueda aportar en su trabajo diario. De algún modo, el líder “trabaja” para el equipo que dirige, y mediante esta capacidad puede ayudar a los miembros a mejorar su rendimiento y alcanzar su máximo potencial.

– Capacidad de comprometer: Ligado al anterior, la capacidad de comprometer se refiere a que esos contenidos que el líder difunde entre su equipo, con objeto de aportarles algún valor o conocimiento, sean relevantes para ellos y les dediquen su tiempo. Para ello el líder ha de tener bien claro sus objetivos en cada momento, pues según la situación, el equipo puede necesitar más contenidos orientados a fomentar la colaboración con el resto de miembros, información sobre conceptos técnicos del ámbito de trabajo, o ideas para rendir mejor a nivel individual. Los objetivos del líder digital al difundir información, han de estar alineados con las metas de la organización.

Ser un líder digital supone ser relevante para los miembros del equipo en un contexto que cambia rápidamente, y por eso además de conocer ampliamente el mundo digital ha de saber desenvolverse en él y aprovechar los medios que ofrece para llevar a la compañía a conseguir sus objetivos.