Metodología Scrum: definición, herramientas y ejemplos de proyectos

¿Habías oído alguna vez hablar de la metodología Scrum? Si todavía no sabes muy bien de qué se trata, en este post te vamos a contar en qué consiste, cómo puedes aplicarlo a tu empresa y algunos ejemplos que te ayudarán a entender una de las metodologías ágiles en la gestión de empresas, equipos y proyectos. ¡Allá vamos!

Metodología Scrum definición.

El término Scrum tiene su origen en los años 80, cuando Ikujiro Nonaka e Hirotaka Takeuchi empezaron a definir cuáles eran las conductas de trabajo en una empresa.

Iebschool la define como la gestión de procesos y equipos para abordar proyectos complejos que requieren entornos dinámicos y cambiantes, por lo que exigen rapidez de resultados y flexibilidad. Se trata de una metodología de trabajo ágil que tiene varios objetivos, por ejemplo:

  • Acelerar los procesos para satisfacer al cliente
  • Actuar con rapidez ante los posibles cambios
  • Realizar entregas periódicas del trabajo

Dentro de la metodología Scrum puedes encontrar diferentes perfiles o roles que te ayudarán a entender cómo funciona:

  • Product Owner: es la voz del cliente dentro del proyecto. Trabaja en definir los objetivos y asegurarse de que se lleven a cabo. También debe estar disponible para responder a todas las preguntas del equipo.
  • Scrum Master: es la persona encargada de resolver los problemas que puedan surgir dentro del equipo para que el trabajo sea productivo. Ayuda al equipo y aconseja al Product Owner para maximizar el retorno de la inversión (ROI) en el proyecto.
  • Scrum Team: esta figura es clave, ya que la conforma el equipo que desarrolla y entrega los proyectos al cliente, por lo que se requiere de una buena coordinación para trabajar con la máxima eficacia posible.

Herramientas de la Metodología Scrum

¿Cómo pueden ayudarte las herramientas scrum? Estas técnicas no se utilizan sólo en negocios de desarrollo de software, se trabaja con ellas en sectores muy variados. Un tablero scrum proporciona una estructura que tiene como objetivos facilitar el trabajo en equipo y mejorar la eficiencia de los empleados.

¿Cuáles son las ventajas de estas herramientas? Que controlan el trabajo y ayudan a planificar las tareas pendientes, ya que se organizan como una pizarra donde se enumeran todas las tareas, sus responsables, las fechas de entrega y los requisitos para llevarlas a cabo. También ayuda a priorizar el trabajo en función de las entregas.

Existen numerosas herramientas digitales para ayudarte a desarrollar y gestionar los proyectos con una metodología Scrum de tu empresa. Algunas de las más importantes son:

  • JIRA: es una de las herramientas más utilizada en empresas que trabajan con proyectos ágiles. Incluye tableros personalizados, flujos de trabajo e informes, entre otras funcionalidades. Es muy intuitiva y fácil de usar.
  • TargetProcess:esta herramienta es muy útil cuando trabajas con varios clientes, ya que permite adaptarse a diferentes plataformas y tipos de administración. Ofrece un alto grado de personalización, informes y plantillas.
  • Trello: esta herramienta se utiliza para gestionar el trabajo en equipo y organizar las tareas. Como el resto, permite crear tableros para detallar tus proyectos, personalizar tus listas de trabajo, adjuntar archivos y contenido multimedia, responder comentarios…
  • Vivify Scrum: esta herramienta muestra todos tus proyectos en una sola página y ofrece una amplia gama de funciones, así como informes y administración de tus tareas. Es gratuita y muy sencilla.
  • Asana: es una aplicación colaborativa de gestión de tareas. Esta herramienta fue diseñada para mejorar la productividad de los empleados, por lo que podrá ser de gran ayuda para optimizar la comunicación con tu equipo y el trabajo en equipo.

Ejemplos de proyectos

Un ejemplo de caso de éxito utilizando la metodología Scrum es Spotify, ya que dieron mucha importancia al rol del Scrum Master y al del Product Owner, que hemos visto anteriormente. Gracias a esta metodología, descubrieron y entendieron las necesidades reales de los clientes y realizaron un buen trabajo de equipo coordinándose en la empresa.

Apple es otra de las empresas más populares que gestionan sus proyectos a través de técnicas Scrum. ¿Cómo lo hacen? Distribuyen y planifican las tareas, asumen responsabilidades individuales y por equipo, dan mucha importancia al proceso de testeo de los productos, y destinan parte de su presupuesto al desarrollo de proyectos ágiles.

¿Crees que funcionará esta metodología en tu negocio? ¿Has probado ya a trabajar con alguna de las herramientas que hemos citado? Esperamos que este artículo te dé las claves para poner en marcha esta metodología, ¡te sorprenderá como mejoran los resultados!