Pequeñas decisiones que pueden mejorar la motivación de los empleados

El dinero no es la única motivación que se tiene para permanecer en una empresa. De hecho, aunque sea importante, si no hay otras motivaciones, el salario será la última que se tenga en cuenta.

Las motivaciones que de verdad tienen en cuenta los empleados y que marcan la diferencia para retener talento son las intrínsecas. Este tipo de motivación tiene que ver con la autorrealización y el crecimiento personal del empleado de tal manera que se sienta satisfecho con el trabajo que realiza y con la empresa en la que está.

Estas motivaciones tienen que ver tanto con la actividad en sí como con el entorno y en esto los managers pueden ayudar con pequeñas decisiones. Te contamos algunas para que tu empresa se convierta en un lugar donde los empleados quieran quedarse:

  • Fiestas: no estamos hablando de convertir tu empresa en una discoteca, tan solo nos referimos a hacer la actividad laboral más amena introduciendo pequeños cambios. Dejar que tus empleados vayan disfrazados en Halloween, decorar la oficina entre todos para Navidad, celebrar los cumpleaños, etc. Estas pequeñas acciones no suponen grandes costes ni pérdidas de tiempo, pero ayudan a crear mejor clima laboral y a que los empleados sientan que pertenecen a un equipo.
  • Team Bulding: este tipo de actividades refuerzan ese sentimiento de permanencia a un equipo y ayudan a que los empleados desconecten del trabajo. La empresa ya no es solo vista como un lugar al que se va a pasar 8 horas al día, ahora será vista como una entidad que también se preocupa por ellos y por su bienestar. Hay muchos tipos de teambuilding, desde yincanas hasta actividades deportivas como una carrera, pasando por actividades solidarias. La oferta es muy amplia, tan solo hay que decidir qué necesita tu equipo. En Euroforum tenemos gran experiencia en la realización de estas actividades y podemos ayudarte con esta decisión.
  • Comunicación: no nos cansamos de decir lo importante que es la comunicación en el mundo laboral. Es fundamental que los empleados sientan que pertenecen a la empresa y que ésta cuenta con ellos. Comunicar los logros de la compañía pero también los problemas es esencial, así como establecer buenos canales para que los empleados puedan comunicarse con sus superiores o con otros miembros de la empresa.
  • Espacio de trabajo: cuidar el espacio físico de trabajo es primordial, si el empleado se siente cómodo en su oficina esto podría marcar la diferencia. El diseño del espacio de trabajo afecta directamente a la motivación laboral de los empleados, por ejemplo, incorporar plantas y mejorar la la decoración puede aumentar el bienestar y fomentar la creatividad en el trabajo, como nos contaba este estudio de la Universidad de Exeter.
  • Reconocimientos: a todos nos gusta que nos digan lo que hacemos bien, que se reconozcan nuestros logros. De hecho, la necesidad de reconocimiento es uno de los pilares en la Pirámide de Maslow que nos lleva hacia la autorrealización. Medidas muy simples como tener un empleado del mes o la posibilidad de que los empleados puedan enviarse tarjetas de agradecimiento son muy efectivas a la hora de cubrir esta necesidad.
  • Confianza: dar a tus equipos confianza para que tomen decisiones de manera autónoma hará que se motiven. Sentir que una empresa confía en las decisiones que tomas refuerza el autoestima y la seguridad en el puesto.

Motivar a tus empleados no siempre requiere de grandes desembolsos ni de acciones complicadas, a veces tan solo es necesario entender que son seres humanos que necesitan atención. La clave está en la empatía ya que si como líder entiendes a tus empleados, comprendes sus necesidades y te “pones en sus zapatos”, podrás contribuir mejor a su bienestar dentro de la empresa.

Una empresa crece gracias a quienes trabajan en ella, por eso es fundamental comprobar que tus empleados están a gusto. Ahora solo te queda hacerte esta pregunta: ¿están mis empleados motivados?