Creatividad empresarial: ¿cómo trabajarla en tu equipo?

El concepto de creatividad empresarial es sinónimo de innovación y es algo imprescindible para conseguir diferenciarte de tu competencia, continuar evolucionando y creciendo en tu sector. De modo que, para que puedas explotar la creatividad empresarial y potenciar la rentabilidad de tu negocio te vamos a contar en qué consiste y cómo trabajarla con tu equipo. ¡Allá vamos!

¿Qué es la creatividad empresarial?

La creatividad es la capacidad de crear nuevas ideas a partir de otras ya existentes para generar un concepto nuevo. La creatividad se puede desarrollar a través de metodologías y formaciones, y además, se puede aplicar a todos los ámbitos empresariales. 

Y ¿en qué te puede beneficiar ser creativo en tu trabajo independientemente del sector al que te dediques? En numerosos aspectos que afectarán directamente al producto o servicio final que presentes a tu cliente. Lo importante es trabajar la creatividad empresarial como un proceso de trabajo continuo y no como algo puntual. Una empresa que integre la creatividad en el trabajo diario, será mucho más puntera e innovadora.

Si quieres especializarte como un líder creativo dentro de tu empresa te recomendamos consultar el siguiente artículo donde te contamos todas las claves para desarrollar las cualidades que son necesarias para ello.

creatividad empresarial

¿Cómo trabajar la creatividad empresarial con tu equipo?

Existen numerosas actividades y técnicas para estimular la creatividad empresarial. A continuación te contamos algunas de ellas:

  • Tormenta de ideas o brainstormings: esta técnica es muy conocida y utilizada para asociar ideas. En tu empresa la puedes utilizar a distintos niveles, por ejemplo para proponer mejoras en un área concreta o para crear nuevas propuestas para clientes. Consiste en que cada miembro del equipo diga todas las ideas que se le ocurran sobre el tema a tratar. De esta forma, una vez terminado este proceso, se pueden asociar las ideas de diferentes personas para dar pie a ideas nuevas más elaboradas.
  • Brainwritting: esta técnica es una lluvia de ideas sobre papel, en la que cada miembro participante, debe escribir varias ideas y pasarlas a la siguiente persona para que añada las suyas. De modo que esa primera idea, va evolucionando hasta la idea final, que está formada por la aportación de todos los miembros.
  • Sinéctica: esta técnica consiste en entender el problema que tienen tus clientes y estudiar en grupo todas las opciones para poder llegar a la mejor solución posible. Esta solución se presenta o se pone en funcionamiento para testarla y, según su rendimiento, se vuelve a trabajar la idea hasta dar con la que cumpla todos los requisitos demandados.
  • Focus group: esta técnica normalmente es utilizada por un grupo de personas, entre 6 y 12 componentes, y un líder que enfoca el tema. El objetivo es que los participantes entablen una conversación en torno a sus opiniones, gustos, preferencias, inquietudes, etc. sobre el producto o servicio en cuestión. A partir de esta conversación, o bien un observador externo o bien los propios integrantes del grupo, extraen conclusiones aplicables al negocio, servicio o producto en cuestión.
  • TNG: esta técnica de desarrollo de la creatividad empresarial es muy similares al focus group: se plantea el problema y los miembros del equipo piensan en soluciones, pero de manera individual. Con esto, lo que se consigue es plantear diferentes soluciones que se van estudiando y depurando. Con las ideas que quedan finalmente, se vota la que cada uno considera mejor, quedándose con una de ellas y se pone en funcionamiento para probar su efectividad.